201211.02
0

La Ley de Mediación reducirá en torno a un 30% los procesos civiles

Algunos de los ponentes y parte de la Junta de Gobierno del Colegio, durante la Jornada

Algunos jueces ya han valorado la repercusión real que tendrá la Ley de mediación en asuntos civiles y mercantiles, en vigor desde el mes de julio, sobre el volumen de procesos civiles que se registran en España, y que sitúan en una reducción, de media, del 30%. Es decir, casi una tercera parte de los casos civiles, que rondan 1.770.000 al año,  se podrían derivar hacia la mediación. Y el catedrático de Derecho Civil de la UGR, Guillermo Orozco, considera que ese porcentaje puede estar ajustado a la realidad porque “las implicaciones de la mediación han calado de forma profunda en los estratos superiores de la Magistratura; de hecho, por ejemplo, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha publicado recientemente un magnífico trabajo sobre mediación”.

Por lo que respecta al ámbito mercantil, Orozco apunta que “son muchísimos los asuntos que se resuelven por mediación y arbitraje y, por tanto, no llegan a los juzgados sino que se resuelven antes”.

En este punto conviene hacer una aclaración respecto a los términos arbitraje y mediación, que no son sinónimos. El primero hace referencia a un procedimiento en el que las partes entregan el poder de decisión en un conflicto a un tercero, el árbitro. La mediación, por su parte, es un medio de solución de controversias en la que dos o más partes intentan, de forma voluntaria, encontrar una solución, para lo que cuentan con la colaboración de un mediador. Es decir, “devuelve el poder de decisión a las partes”, señala el catedrático de la UGR.

La publicación de la Ley conlleva la necesidad de profesionales formados que puedan ejercer como mediadores y a esa exigencia responde la jornada que ha organizado el Colegio de Titulares Mercantiles y la Fundación General Universidad de Granada- Empresa, con la que se inaugura una colaboración que se estrechará a partir del próximo año con programas que, de forma periódica, se desarrollarán en forma de talleres y seminarios, tanto para iniciar en la mediación a los colegiados interesados en ejercer de mediadores, como para aquellos que ya ostenten esa condición y busquen la puesta al día y reciclaje de sus conocimientos en la materia, tal y como exige la Ley. Igualmente, apunta el catedrático de Derecho Civil y director del Máster de Mediación de la UGR, “la colaboración con el Colegio de Titulares Mercantiles incluirá también el  acceso privilegiado al Máster en forma de convalidaciones y reconocimiento de parte de la formación que hayan recibidos sus colegiados”.

En esta línea, Mercedes Romerosa, directora gerente de la Fundación General Universidad de Granada-Empresa,  apunta que “esta colaboración con el Colegio contribuye a la transferencia de conocimientos de la UGR, que es una de sus tareas básicas, mediante el apoyo a la formación de especialistas en temas de mediación.”

Por su parte, Miguel Romero, presidente del Colegio de Titulares Mercantiles sostiene que “nuestro Colegio, se considera una parte activa en la mediación, ya que el conocimiento de los asuntos  civiles y mercantiles convierten a nuestros colegiados en potenciales aspirantes a desempeñar dicha figura”. Además, considera que la mediación “se puede convertir en una salida profesional interesante y en una actividad que requerirá una especialización y formación muy concreta. Al igual que ocurre con la de auditor de cuentas  o administrador concursal, que ya venimos desempeñando”

Junto a Orozco, los ponentes de esta Jornada han sido Javier Pérez-Serrabona, profesor de Derecho Mercantil; Belén Iboleón, profesora de Derecho Procesal; Antonio Lozano, profesor de Sociología, y Jesús Conde, profesor de Derecho Administrativo, todos ellos de la Universidad de Granada, quienes se han encargado de abordar diferentes aspectos sobre los que los mediadores deberán tener un conocimiento suficiente para aportar la información necesaria a las partes, si bien, tanto éstas como aquél tienen libertad para recibir asesoramiento complementario, todo para lograr que el acuerdo al que se llegue finalmente sea legal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *